Era noche de luna llena, Vicente Leñero (Español 1)

1Después de ganar con el Pantera cuatro zapatos al hilo –a Eugenia y Chucho, a Leticia y Eduardo, a Juan y Jaime, a Jean Michel y Pepe– decidí terminar mi noche de dominó de los martes y regresar a casa: ya pasaban las dos de la madrugada. Chucho insistió un poco: que la revancha, que el último, que uno más y ya. Pero me negué, y como no quería levantarlo de la mesa y forzarlo a llevarme en auto hasta mi casa –vivo a sólo dos cuadras de la suya– dije no hay apuro, me voy caminando sin problemas.

No se vaya solo, maestro –me detuvo el Pantera–. Yo lo acompaño.

El más luminoso farol de todo San Pedro de los Pinos era aquella luna enorme, límpida, brillante. Circulaban pocos autos. Ningún transeúnte.

Caminando lentamente por Calle Trece, el Pantera y yo celebrábamos su genial pericia cuando se ahorcó la mula de cincos para que yo me fuera con el cuatro tres en la partida definitiva, y comentábamos riendo, como siempre, la misteriosa desaparición del monumento a Emilio Carballido en el parque al que bautizaron con el nombre del dramaturgo. El Pantera traía media estocada de cervezas y yo tres whiskys.

Al doblar hacia Avenida Dos dejamos de reír porque nos pegamos un susto. Hacia nosotros avanzaba una sombra corpulenta, el mismísimo Drácula, pensé.

¡Hágase para acá! –exclamó el Pantera mientras me tironeaba del brazo para acercarme a la banqueta opuesta. La sombra, sin embargo, nos alcanzó.

No, no era Drácula. Era un anciano de cabello alborotado y tiritas de arrugas por todo el rostro. El viejo pantalón le quedaba guango. Se cubría con una capa española negra que me pareció absurda.

¿Me pueden regalar un cigarrito?

Eché un paso para atrás, el Pantera se mantuvo inmóvil y extrajo la cajetilla de Marlboro. Le encendió el cigarro.

Creyeron que iba a asaltarlos, ¿no? –sonrió el anciano–. Perdón por el susto. No era mi intención –y empezó a fumar con deleite.

Pasó un auto como un bólido sin disminuir la velocidad en la esquina.

Me acaba de ocurrir algo maravilloso; lo más maravilloso que me ha ocurrido en la vida –dijo–. Yo vivo por aquí, ¿saben?, en la vecindad de la Avenida Tres. Parece que es la única vecindad que queda ya en todo nuestro San Pedro. La que estaba aquí –señaló hacia atrás–, la están haciendo condominio, ¿ya vieron? Nomás edificios de departamentos levantan ahora en la colonia. Tiran casas y levantan edificios. Edificios y más edificios, no sé en qué vayamos a parar.

¿Lo asaltaron, abuelo? –preguntó el Pantera.

No, no. Les digo que me ocurrió algo maravilloso, de veras maravilloso. Quiero contarles para que luego no piense yo mismo que lo soñé. No fue un sueño, fue la pura realidad. Porque sucede que yo vivo ahí en la vecindad en un cuartito de este tamaño, solo y mi alma. Y padezco de insomnio, ¿van a creer? Aparte de que estoy perdiendo el oído de este lado, padezco de insomnio. Y como el insomnio es la cosa más aburrida del mundo prefiero salir a caminar a la calle. Antes recorría todo San Pedro de los Pinos, desde La Morena hasta la Veintisiete, pero en estos tiempos, con eso de los asaltos y la inseguridad, me da miedo.

Con toda razón, abuelo –dijó el Pantera.

¿Saben qué hago entonces? ¿Qué se imaginan? Pues me voy directo al parque Pombo. Nunca hay nadie a esas horas y ahí esta la caseta de policía y un par de genízaros echando la platicada y una patrulla que se estaciona. Aunque parezca mentira, eso me da seguridad. Entonces llego y me siento en una banca, la que está entre el quiosco y la caseta, y me pongo a pensar mis pensamientos. Eso hago porque yo no tengo nada de nada: ni salud, ni sexo, ni ganas de comer, ni familia, ni dinero. Nada, nomás mis pensamientos. Exactamente eso fue lo que hice hoy, como a la una, cuando me jaló de las patas el maldito insomnio. Me levanté de la cama. Salí de la vecindad y llegué a mi banca del Pombo. Sentado durante un rato largo me puse a mirar y mirar esa luna tan maravillosa que nos tocó esta noche, ¿ya la vieron?

Está preciosa –dijo el Pantera.

Pues ahí estaba yo piense y piense cuando oí un ruido rarísimo porque ni coches pasaban a esas horas. ¿Y qué creen? Voltié la cara y vi las puertas de la iglesia abriéndose de repente, de par en par. Adentro: toda la iglesia iluminada, divina, brillante. Las luces de los candiles y las lámparas prendidas como si hubiera boda, y no, no había boda. Lo que había, lo que vi, fue una parvada de chamacos saliendo de la iglesia felices de la vida. Eran como diez o doce escuincles entre quince y dieciocho años cuando mucho, muy contentos, de veras, riendo, chacoteando, moviéndose para todos lados. Pensé que eran los de coro del padre José Luis o de alguna estudiantina porque traían capas como ésta, todas iguales. Pero no. No sé. Quién sabe. Ninguno andaba con guitarras, ni panderos, ni mandolinas, ni nada de lo que usan las estudiantinas. Aparecieron así, con sus capas, jugando, revoloteando con ellas y se metieron a corretear en las callecitas. Pasaron frente a mí y ni me vieron. Luego, ¿qué creen? Empezaron a cantar a coro, todos al mismo tiempo. No canciones de la iglesia, ni populares, sino canciones muy dulces pero sin letra. Más bien no eran canciones, era música pura lo que cantaban. Y entonces, en un segundo, se tomaron de la mano, hicieron una rueda y se pusieron a dar vueltas y vueltas alrededor del quiosco como si jugaran a Doña Blanca. Seguían cante y cante cuando comenzó a sentirse un aroma muy fresco por todo el parque, como de olor a flores.

Al huele de noche –dijo el Pantera.

Más que olor a flores me pareció que olía a perfume. Un perfume delicioso como si los chamacos trajeran de esos aspersores que usan las mujeres. Con ellos rociaron las plantas, los árboles, el aire, aunque la verdad yo no vi ningún aspersor, eso sí les digo. El caso es que dejaron de dar vueltas al quiosco y se juntaron cerca de mi banca. ¿Y qué creen? En una de ésas, todos abrieron los brazos en cruz, extendieron sus capas negras y empujándose con las piernas, como si fueran a dar un brinco, se echaron a volar.

¡Órale! –dijo el Pantera.

A uno de ellos se le cayó la capa cuando ya iba muy arriba.

¡Y zambombazo que se dio!

No, siguió volando, sin capa siguió volando con los demás. Volando volando en dirección a la luna hasta que desaparecieron de mi vista porque mis ojos ya no dieron para más.

El anciano había tirado la colilla en el pavimento y miraba al cielo. Por fin bajó la vista. Hizo un gesto al Pantera.

¿Podría proporcionarme otro cigarrito?

El Pantera volvió a extraer su cajetilla de Marlboro y le encendió el segundo cigarro.

¿No les parece que fue maravilloso lo que me pasó?

Maravilloso –dijo el Pantera.

Cuando los chamacos desaparecieron volando yo fui hasta donde se quedó tirada la capa. La levante y me la puse. Se ve de buena calidad, ¿verdad? Pura lana.

El Pantera frotó la capa del anciano con el índice y el pulgar:

Sí, pura lana.

Pues todo eso me emocionó muchísimo y me fui del parque Pombo para buscar a quién contárselo antes de que se me olvidara. Por suerte los encontré a ustedes. Y ya. Ya se los conté, ya me oyeron y ya me siento bien. Gracias, muchas gracias. Perdón que los haya asustado al principio pero no era mi intención. Buenas noches. Que duerman en paz.

El anciano sonrió al Pantera, me sonrió a mí. Con el cigarrillo prensado en los dedos, fumando de vez en vez, echó a andar por Avenida Dos en dirección contraria a la nuestra. Iba canturreando.

Desconcertados, sin ánimo de pronunciar palabra alguna, el Pantera y yo tardamos en reanudar nuestro camino. A punto de llegar a mi casa los dos volvimos la cabeza para ver si localizábamos al anciano. Sí. Se aproximaba a la Calle Quince, rumbo a la Diecisiete, por el centro de la acera. Antes de cruzar la bocacalle tuvimos la impresión de que se detenía.

Lo vimos encogerse. En seguida se irguió, abrió los brazos, extendió su capa enorme y se lanzó a volar por encima de las azoteas, más allá de la punta de los árboles, hacia la luna llena, enorme, brillante.

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Fabian Rocha dice:

    1. Partes de la historia. (argumento, personajes, tema, clímax, tono, punto decisivo, desenlace).
    Argumento- El narrador estaba jugando un juego de domino con sus amigos, ya se quería ir a casa, pero su amigo que vivía cerca de la calle donde él vivía a todavía estaba jugando. No le quiso decir que si lo llevaba a su casa porque iba a forzar lo a llevarlo y no quería interrumpir lo de jugar. Pues se le hico fácil caminar porque su casa estaba a solo dos cuadras de la de él. El pantera, uno de los que estaba jugando domino, dijo que él lo acompañaría para que no se fuera solo. Los dos iban caminando hacia Avenida Dos cuando por repente vieron una sombra negra avanzando hacia ellos. Ellos pensaban que era Drácula pero en realidad era un anciano con cabello alborotado y tiritas de arrugas por todo el rostro. El anciano se disculpó por asustarlos y les pidió un cigarrillo. Después el anciano les conto algo que él había visto, que para él era maravilloso. Conto que miro a muchos chamacos saliendo de la iglesia felices y riéndose. Pasaron por enfrente de donde él estaba sentado y comenzaron a cantar y bailar alrededor del quiosco. Después todos se fueron volando hacia la luna. A uno de los muchachos se le cayó la capa negra que tenía puesta pero ya estaba muy lejos en el cielo para regresarse y agarrarla. El anciano la agarró y decidió decírselo a ellos para que no se le olvidara. Después se despidieron y cada quien se fue por su camino. De repente le dio al narrador y al pantera por voltear y vieron al anciano extendiendo sus brazos y comenzó a bolar.
    Personajes-
    El Pantera: uno de los que estaban jugando dominós con el narrador y quien acompañó al narrador a su casa y presencio cuando el anciano voló a el cielo.
    El narrador: quien también presencio lo que paso con el anciano y quien estaba diciendo la historia.
    Anciano: él fue quien conto lo que le había pasado, algo maravilloso, tiene cabello alborotado y tiritas de arrugas por todo el rostro. Tiene un viejo pantalón que le queda guango y tenía una capa negra puesta.
    Eugenia y Chucho, Leticia y Eduardo, a Juan y Jaime, a Jean Michel y Pepe: los demás personajes que estaban jugando dominós con el narrador y el pantera aquella noche que se encontraron con el anciano
    Leticia y Eduardo, a Juan y Jaime, a Jean Michel y Pepe
    Tema-el tema de la historia es que hay muchas cosas maravillosas que la gente presencia. Muchas de las veces lo que mires puede ser increíble pero cuando tú lo presencias te sorprenderás.
    Clímax- el clímax de la historia es cuando el narrador y el pantera van caminando y notan que hay una sombra negra aproximándose hacia ellos.
    Tono- el tono es alumbrante porque los personajes son asombrados y porque miran y oyen cosas maravillosas
    Punto decisivo-algunas veces es mejor caminar, pues puedes presenciar algo maravilloso
    Desenlace-al final el anciano extiende sus hombros y empieza a volar
    2. ¿Qué papel juega el medio ambiente en el desarrollo del cuento?
    El medio ambiente da un sentido místico, habla de cosas que en general se consideran inalcanzables y hasta podrían ser consideradas irreales. El anciano da un toque especial brindando un sentimiento de tranquilidad, serenidad, y distinguir verdad de ficción. El anciano cuenta una historia maravillosa para él y que es realística. El narrador y el pantera están un poco tomados y yo interfiero que quizás están alucinando en que vieron al anciano volar en el cielo.
    3. ¿Qué tipo de relación tiene el escritor con el Pantera? ¿Cómo lo sabes?
    El tipo de relación que tiene el escritor con el pantera es una relación amistosa. El pantera es un amigo con quien juega todos los martes por las noches. El pantera es su compañero de dominós, él es uno de todos los compañeros que juegan con él. Yo sé que el pantera es su compañero de dominós porque el escritor lo menciona al principio del cuento. “Después de ganar con el Pantera cuatro zapatos al hilo –a Eugenia y Chucho, a Leticia y Eduardo, a Juan y Jaime, a Jean Michel y Pepe– decidí terminar mi noche de dominó de los martes y regresar a casa: ya pasaban las dos de la madrugada.”
    4. ¿A qué se debe la suspicacia del Pantera en, primero creer que los asaltaría la sombra y, después, en creer que el que era la sombra había sido asaltado?
    La suspicacia del pantera se debe a que primero pensaba que los asaltarían porque por esas calles asaltaban a muchas personas y no era una calle segura donde no tienes nada por qué preocuparte. También el pantera piensa eso porque la sombra se aproximaba a ellos justo donde estaban caminando y la sombra era negra y sospechosa. Después la suspicacia del pantera era de que la persona de la sombra había sido asaltado porque la ropa que tenía puesta no era como la de alguien vestido normal. La persona de la sombra negra tenía una capa negra que le pareció absurda. “Se cubría con una capa española negra que me pareció absurda.”
    5. ¿A qué crees que se refería el caminante con “el insomnio es la cosa más aburrida del mundo y cómo se liga esto con el resto de la trama?
    Yo creo que el caminante se refería a que estar solo es muy aburrido, pues no tienes nada que hacer y nada en que pensar. El caminante era solitario, no tenía esposa, hijos, dinero, o sexo. Porlotanto no tenía nada que hacer más que caminar todos los días. Él se refiere en que para el el mundo es muy aburrido porque no tiene nada que lo entretenga, algo que no lo haga sentir aburrido y solitario.
    6. Dame tres evidencias de que la sociedad no confía mucho en la impartición de la justicia.
    Mi primer evidencia de que la sociedad no confía mucho en la importancia de la justicia es cuando el pantera iba caminando con el narrador y vieron una sombra negra acercándose a ellos, se dieron un buen susto porque pensaron que los iban a asaltar. “Creyeron que iba a asaltarlos, ¿no? –sonrió el anciano.” También mi segunda evidencia es cuando el anciano dijo que como asaltaban en las calles por las noches y que mejor se iba al parque que estaba enfrente de la iglesia y cerca del departamento de policía. “Antes recorría todo San Pedro de los Pinos, desde La Morena hasta la Veintisiete, pero en estos tiempos, con eso de los asaltos y la inseguridad, me da miedo.” Mi última evidencia es cuando el pantera decidió acompañar al narrador a su casa porque quizás era peligroso para el irse solo por la noche.
    7. ¿Cómo fue que vio lo que vio el viejo de la capa? ¿A qué lo atribuyes? Explica.
    El viejo de la capa vio lo que vio cuando estaba en el parque donde acostumbraba ir para no aburrirse. El viejo estaba sentado cuando de repente oyó las puertas de la iglesia abrir y vio algunos chamacos salir muy felices y sonrientes. Los muchachos pasaron por donde él estaba sentado cantando pero no estaban hablando sino haciendo sonidos maravillosos que sonaban como música para sus oídos. Después los muchachos se agarraron de la mano y bailaron alrededor del quiosco. Todos los muchachos volaron al cielo a dirección a la luna. Yo atribuyó que el anciano estaba alucinando porque quizás estaba tan aburrido que se imaginó que había muchachos saliendo de la iglesia y haciendo lo que hicieron.
    8. ¿Qué interpretación le das al final? Explica.
    La interpretación que yo le doy al final es que el pantera y el escritor estaban pasados de copas y se creyeron en la historia que les conto el anciano y se imaginaron a el anciano volando.

  2. Jarely Vazquez dice:

    •Partes de la historia. (Argumento, personajes, tema, clímax, tono, punto decisivo, desenlace).
    Argumento: El escritor había ganado un juego, y se fue caminando a casa con el Pantera quien se había ofrecido a caminar con él para que no se fuera solo. En el camino a casa, se encontraron con un señor quien al principio los asusto. Pues ellos pensaron que era Drácula. El señor les pregunto por un cigarrillo y luego empezaron a hablar. El señor o como se le refieren, el caminante, les empezó a contar porque el salía a caminar en la noche: sufría de insomnio. Él decía que le había ocurrido una cosa maravillosa. Estaba sentado en una banca en el parque Pombo cerca de la caseta de Policía y empezó a mirar “esa luna tan maravillosa que nos tocó esta noche.” El vio salir de la iglesia una parvada de muchachos muy felices. Ellos empezaron a cantar y a dar vueltas en el quiosco pero después con la capa que traían, las extendieron y se pusieron como si fueran a dar un brinco pero se echaron a volar. A uno se le cayó la capa pero siguió volando y él fue a recogerla. Él quería contárselo a alguien antes de que se le olvidara o que el mismo pensara que fue un sueño. Al terminar de contárselo tomaron diferentes caminos ya que el señor lo único que quería era contarle a alguien y al llegar a la casa del escritor, voltearon a ver si localizaban al señor pero este se estaba encogiendo y se hecho a volar hacia la luna.
    Personajes: El caminante quien detuvo a los muchachos para contarles según él la maravillosa situación que él había presenciado. El escritor y el pantera quien fueron los que escucharon la historia del caminante y lo vieron echarse a volar al igual que los ‘chamacos’ de los que él les había contado.
    Tema: El tema de la historia es que no es seguro andar de madrugada por las calles aun habiendo luz o haya luna llena. El peligro en las calles siempre sigue siendo el mismo.
    Clímax: El clímax fue cuando el señor vio a los muchachos saliendo de la iglesia y que empezaron a jugar y a cantar y a dejar un rico olor como el de las flores. Al parar de jugar, extendieron la capa que traían y se pusieron en posición como si fueran a brincar pero en vez de brincar se echaron a volar hacía la hermosa luna grande y brillante.
    Tono: El tono de esta historia es misterioso porque no se en realidad si lo que le pasó al señor fue en su imaginación o lo soñó en algún breve momento que se haya quedado dormido sentado en la banca del parque Pombo.
    Punto Decisivo: El punto decisivo fue cuando iban caminando por la calle Pantera y su amigo y se dieron cuenta que hacia ellos avanzaba una sombra corpulenta que pensaron que era el mismísimo Drácula o que tal vez era alguien quien quería asaltarlos pero al acercarse a ellos, descubrieron que solo se trataba de un anciano que cabello alborotado y arrugas por todo el rostro el cual solo quería contarles lo que le había ocurrido aquella noche de luna llena.
    Desenlace: El desenlace fue cuando Pantera y su amigo volvieron la cabeza para ver si localizaban al anciano y antes de cruzar la bocacalle tuvieron la impresión de que se detenía. Lo vieron encogerse, abriendo los brazos, extendiendo su norme capa y lanzándose a por encima de las azoteas, mas allá de la punta de los árboles hacia la enorme y brillante luna llena.
    • ¿Qué papel juega el medio ambiente en el desarrollo del cuento?
    El medio ambiente en el desarrollo del cuento fue el adecuado para esta historia de misterio y fantasía ya que era de madrugada en una calle solitaria, y por si fuera poco era en la calle 13, había luna llena y Pantera y su amigo andaban un poco tomados.
    • ¿Qué tipo de relación tiene el escritor con el Pantera? ¿Cómo lo sabes?
    El escritor era maestro de Pantera. Esto lo sé porque en la historia, Pantera se ofrece a acompañarlo y le dice “no se vaya solo, maestro. Yo lo acompaño” Aunque creo que también lo pudo haber llamado maestro porque esa noche había ganado en todos los juegos de domino y él lo veía como un maestro en el juego pero también era su amigo porque no lo dejo ir solo a su casa y se fue con él para acompañarlo.

    • ¿A qué se debe la suspicacia del Pantera en, primero creer que los asaltaría la sombra y, después, en creer que el que era la sombra había sido asaltado?
    Pantera primero pensó que los iba a asaltar porque hacia ellos avanzaba una sombra corpulenta que creía que era el mismísimo Drácula y se le hizo extraño que se les fuera acercando mucho y Pantera agarro del brazo a su amigo para cambiarse banqueta sin embargo este los alcanzo y se dieron cuenta que solo era un anciano que les dio la impresión que tal vez él había sido asaltado por la forma en que él estaba vestido: pantalones guangos, y una capa negra.
    • ¿A qué crees que se refería el caminante con “el insomnio es la cosa más aburrida del mundo y cómo se liga esto con el resto de la trama?
    El insomnio es cuando la persona quien lo sufre no puede quedarse dormido. Yo creo que a lo que el caminante se refería es que como el sufre de insomnio, pues es difícil quedarse dormido y como según él, él vive “ahí en la vecindad en un cuartito de este tamaño, solo y mi alma” pues no hay nada que hacer, especialmente en la noche y es lo que para él se le hace aburrido. Esto se liga con el resto del trama porque el que el caminante haya estado aburrido en su cuartito, fue lo que lo animo a irse a caminar en la noche y fue cuando el vio a los muchachos que según él se echaron a volar hacia la luna llena que alumbraba las calles esa noche.

    •Dame tres evidencias de que la sociedad no confía mucho en la impartición de la justicia.
    1) Hay algunas calles que no cuentan con suficiente vigilancia de policía para que la gente se sienta segura como en la historia, el anciano se va al parque Pombo porque es el único lugar donde él se siente seguro porque ahí está la caseta de policías y eso le da seguridad.
    2) No hay la suficiente atención por parte del gobierno para los ancianos que no tienen familiares ni dinero y además están enfermos como el anciano de esta historia.
    3) No hay suficientes empleos para que las personas no se vean en la necesidad de robar como en esta historia que se habían robado hasta el monumento a Emilio Carballido.

    • ¿Cómo fue que vio lo que vio el viejo de la capa? ¿A qué lo atribuyes? Explica.
    El viejo de la capa vio a la parvada de muchachos saliendo de la iglesia muy contentos riendo y moviéndose para todos lados, cantando y jugando y después abrieron sus brazos y se lanzaron a volar. Esto lo atribuyo a que el anciano no tenía nada concreto en que pensar y solo echaba a volar su imaginación y además sufría de insomnio y tal vez esto pudo haber sido lo que causo que el anciano creyera haber visto todo esto.
    • ¿Qué interpretación le das al final? Explica.
    La interpretación que yo le doy al final es que todo esto en realidad no pasó. Primero, solo fue la imaginación del anciano y al contárselo a Pantera y a su amigo que estaban un poco tomados, estos siguieron pensando sobre el tema y creyeron haber visto en la distancia al anciano extender su capa y echarse a volar igual como él les había platicado que habían hecho los muchachos que salieron de la iglesia.

  3. Noemi Ramirez dice:

    Noemi Ramirez
    Periodo: 5
    3/15/14
    1.Argumento: En el cuento Era noche de luna llena se trata de unos señores que jugaban domino una noche. Después el señor se quería ir a su casa, y el pantera lo acompaña para que no se vaya solo. Mientras van caminado miran una sombra que se les acercaba, era un señor que les pidió un cigarrillo. Este señor también les cuenta una historia, buena algo que le sucedió. Esto se trataba de que el señor había visto a unos niños salir de la iglesia con unas capas, y que después se van volando de un salto. El señor les muestra la capa de lana al señor y al pantera. Después siguen viendo de vez en cuando al anciano por la avenida hasta que una noche de luna llena miran al anciano parar en una esquina y salir volando.
    Personajes: El pantera, era una persona amable, porque acompaño al señor a su casa. “Eché un paso para atrás, el Pantera se mantuvo inmóvil y extrajo la cajetilla de Marlboro.También porque le compartió de sus cigarros al anciano”.
    Tema: No confíes tanto con alguna persona desconocida, por ejemplo porque estos dos señores creían todo lo que el anciano les conto era verdad, aunque tal vez les mintió porque nunca les dijo que él podía volar. “Lo vimos encogerse. En seguida se irguió, abrió los brazos, extendió su capa enorme y se lanzó a volar por encima de las azoteas, más allá de la punta de los árboles, hacia la luna llena, enorme, brillante”.
    Clímax: Era cuando los señores creían que la sombra que los perseguía era Drácula. “Al doblar hacia Avenida Dos dejamos de reír porque nos pegamos un susto. Hacia nosotros avanzaba una sombra corpulenta, el mismísimo Drácula, pensé”.
    Tono: El punto de vista del autor era que al principio estaba medio asustado y después sorprendido con lo que le contaba el anciano, aunque también se le quito el ánimo. “Desconcertados, sin ánimo de pronunciar palabra alguna, el Pantera y yo tardamos en reanudar nuestro camino”.
    Punto Decisivo: El anciano termina de contar la historia y les da a los señores las gracias por haberlo escuchado. “Y ya. Ya se los conté, ya me oyeron y ya me siento bien. Gracias, muchas gracias. Perdón que los haya asustado al principio pero no era mi intención. Buenas noches. Que duerman en paz”. El anciano les pide perdón por haberlos asuntado y les pide que duerman en paz
    Desenlace: el anciano se despide de ellos pero después de poco rato lo ven parar antes de cruzar la bocacalle y de un salto se va volando más allá de la punta de los árboles, hacia la luna llena. “Lo vimos encogerse. En seguida se irguió, abrió los brazos, extendió su capa enorme y se lanzó a volar por encima de las azoteas, más allá de la punta de los árboles, hacia la luna llena, enorme, brillante”.
    2. El medio ambiente juega un papel muy importante en el desarrollo del cuento porque hacen que la historia tenga misterio, haciendo que tomara lugar en la noche, y con luna llena. “Pues ahí estaba yo piense y piense cuando oí un ruido rarísimo porque ni coches pasaban a esas horas. ¿Y qué creen? Volteé la cara y vi las puertas de la iglesia abriéndose de repente, de par en par”. También toma un papel importante porque el lugar donde toma lugar la historia que el señor cuenta le pone suspenso al lector. El hábitat o algún otro cambio cambiaria totalmente la historia y nuestro punto de vista hacia ella.
    3. El escritor tiene una buena gran amistad con el pantera porque desde el principio el escritor se iba a ir caminando solo hacia su casa y el decidió con gusto acompañarlo para que no se fuera solo. “No se vaya solo, maestro –me detuvo el Pantera–. Yo lo acompaño”. El pantera se veía que protegía mucho al escritor cuando sintieron que una sombra los perseguía y el pantera lo movía para un lado. “Hágase para acá! –exclamó el Pantera mientras me tironeaba del brazo para acercarme a la banqueta opuesta”. El escritor siempre estaba a un lado del pantera, se veía que se sentía muy protegido al lado de él
    4.Creo que el pantera creía que la sombra los iba a asaltar porque en el momento en el que apareció iban hablando de la desaparición del monumento a Emilio Carballido. También pensó que la sombra era Drácula y los iba a asaltar. “Hacia nosotros avanzaba una sombra corpulenta, el mismísimo Drácula, pensé”. También creyeron que iban a ser asaltados porque como ya era de noche. Después creyeron que el de la sombra era el que era asaltado porque pasa un auto como un bólido sin disminuir la velocidad en la esquina. También porque le dice que ya ni vecindades hay en san pedro y que todo lo que están haciendo son puros edificios. “Nomás edificios de departamentos levantan ahora en la colonia. Tiran casas y levantan edificios. Edificios y más edificios, no sé en qué vayamos a parar. –¿Lo asaltaron, abuelo? –preguntó el Pantera”.
    5. El insomnio es la cosa más aburrida del mundo, creo que el anciano se refería a que es mejor salir a explorar el mundo y a averiguar cosas nuevas en vez de estar pensando en cosas sin importancia y que te de estrés o alguna otra cosa. Como el abuelo padece de insomnio un día sale a recorrer el pueblo y es cuando le sucede lo que vio en la iglesia, que es lo que les cuenta al escritor y al pantera. Esto se liga con el resto del trama porque por lo del insomnio del anciano pudo vivir la experiencia con los niños de la iglesia, y es lo que les cuenta al pantera y al escritor. “Pues ahí estaba yo piense y piense cuando oí un ruido rarísimo porque ni coches pasaban a esas horas. ¿Y qué creen? Volteé la cara y vi las puertas de la iglesia abriéndose de repente, de par en par. Adentro: toda la iglesia iluminada, divina, brillante”. “Lo que había, lo que vi, fue una parvada de chamacos saliendo de la iglesia felices de la vida”.
    6. 1. Están quitando vecindades para construir condominios. “Parece que es la única vecindad que queda ya en todo nuestro San Pedro. La que estaba aquí –señaló hacia atrás–, la están haciendo condominio”.
    2. Están quitando muchas vecindades sin importarles las personas que se van a quedar sin un hogar. “Nomás edificios de departamentos levantan ahora en la colonia. Tiran casas y levantan edificios”.
    3. Cada vez hay más y más asaltos en la calle y la gente ya ni puede salir a gusto para afuera. “Antes recorría todo San Pedro de los Pinos, desde La Morena hasta la Veintisiete, pero en estos tiempos, con eso de los asaltos y la inseguridad, me da miedo”.
    7. El viejo vio a los niños en la iglesia, una noche que tuvo insomnio y decidió salir para caminar y tomar aire fresco en la calle. El señor miro a unos niños cantar y jugar afuera de la iglesia, de repente le llego un olor muy bello como de perfume. Al poco rato miro a los niños que se fueron volando con su capa negra aunque a uno se le cayó pero siguió volando. Esto tal vez le ocurrió al señor verlo porque tal vez le querían dejar un mensaje o señal al viejo. “Más que olor a flores me pareció que olía a perfume”. “En una de ésas, todos abrieron los brazos en cruz, extendieron sus capas negras y empujándose con las piernas, como si fueran a dar un brinco, se echaron a volar”. “Pues todo eso me emocionó muchísimo y me fui del parque Pombo para buscar a quién contárselo antes de que se me olvidara”.
    8. Yo digo que lo que le paso al viejo con los niños fue de que ello le querían dejar un mensaje o algo que le iba a ocurrir, y después cuando se les apareció el viejo con la capa de un niño tal vez significa que él les quería dejar también un mensaje tal ve el mismo al escritor y al pantera. Tal vez todo lo que el señor pensó que vio era falso y por creer que tenía insomnio pensó ver que si paso. Tal vez por agarrar la capa que se le cayó al niño lo hiso transformar en uno de ellos y por eso voló hacia la luna llena. ‘Antes de cruzar la bocacalle tuvimos la impresión de que se detenía”. “En seguida se irguió, abrió los brazos, extendió su capa enorme y se lanzó a volar por encima de las azoteas, más allá de la punta de los árboles, hacia la luna llena, enorme, brillante”.

  4. JCPozo dice:

    • Partes de la historia. (argumento, personajes, tema, clímax, tono, punto decisivo, desenlace).

    • ¿Qué papel juega el medio ambiente en el desarrollo del cuento?

    • ¿Qué tipo de relación tiene el escritor con el Pantera? ¿Cómo lo sabes?

    • ¿A qué se debe la suspicacia del Pantera en, primero creer que los asaltaría la sombra y, después, en creer que el que era la sombra había sido asaltado?

    • ¿A qué crees que se refería el caminante con “el insomnio es la cosa más aburrida del mundo y cómo se liga esto con el resto de la trama?

    • Dame tres evidencias de que la sociedad no confía mucho en la impartición de la justicia.

    • ¿Cómo fue que vio lo que vio el viejo de la capa? ¿A qué lo atribuyes? Explica.

    • ¿Qué interpretación le das al final? Explica.

    No olvides de usar citas para apoyar tu punto de vista.

Tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s