Hombres en tempestad, Jorge Ferretis (Español 2)

Pocos árboles, grandes, quietos. Troncos oscuros como de roca estriada. Comienza el mundo a desteñirse con el alborea. Muge una vaca que no se ve, como si el mugido se diluyera en la penumbra. Al pie de uno de aquellos árboles tan solos, hay un bulto, como protuberancia del tronco, más oscuro que el color…